top of page

Experiencia con el sungazing de cada día.

Actualizado: 18 abr 2023



El sol como terapia

Contemplación del sol, para activar

las células de nuestro cuerpo con su energía vital.

por Natalia Lobo




Yo no tenia idea de lo que era el sungazing , hasta que el año pasado Nanda me dijo que lo practiquemos una fresca mañana de invierno allí en Merlo.

Nos paramos frente a la sierra comechingón rodeadas de romeros y mientras elevaba los brazos al cielo, me explico como se hacia. Por supuesto que yo sabia que hay gente que se alimenta del sol, del aire, de la

energía de la tierra , pude sentirlo claramente en nuestro viaje a Machu Pichu, hace ya muchos años.


La gente con cierto grado de elevación y con altísima frecuencia, no necesita alimentarse con comida, se alimenta de energía… pero esa es otra historia.

Desde ese día , me levanto al amanecer y como todo, hago mi propia versión del sungazing, porque creo que es importante seguir ciertas indicaciones claves para que la cosa funcione, pero también es fundamental conectarse con lo que tu propio ser te va indicando.


Simplemente me levanto cuando sale el sol, y donde quiera que este, voy a su encuentro, me paro, entrecierro los ojos, lo miro de frente y siento que esas burbujas doradas y movedizas entran en mi, siento que esa luz, esa nueva información entra en mi cuerpo y se mezcla con la luz de todas mis células, después me siento en alguna posición cómoda, respiro, siento mi corazón, siento que mi corazón, se une con el sol y con el sol central de la galaxia, siento esa unión, abro mi raíz a la madre tierra y mi coronilla a la fuente, y siento que baja una luz que recorre todo mi cuerpo, la asimilo en mi, la respiro y la hago bajar desde mi raíz hasta el centro color zafiro de la tierra.

Siento que soy un canal entre el cielo y la Tierra, solo eso, un canal entre el cielo y la tierra. Ilumino todas mis células y las siento vibrar, despierto las sensaciones dentro de mi cuerpo y me quedo sintiendo y respirando, llenándome de vida, de energía, sintiendo la maravilla de estar viva.

Si pasan pensamientos, que por supuesto siempre pasan, porque la mente no descansa, los dejo pasar y los observo.

Estoy convencida que el cuerpo se tiene que ir preparando para una nueva vibración, una nueva información que viene del sol, del cosmos y de la Tierra y eso es lo que hago.


Ahí me quedo unos minutos, a veces mas, a veces menos, simplemente llenándome de luz y anclándola en la tierra.

Después activo mis centros de energía, los hago girar dentro mío y conecto con los que están fuera de mi cuerpo, uso mi imaginación y pongo a la mente a trabajar para mi.

Experimento con mis sensaciones, siento el cosquilleo de la vida dentro de mi cuerpo, siento la energía que me rodea, siento los pájaros, la brisa, los arboles.


Cada dia , como todo entrenamiento , siento mas claramente las sensaciones dentro y fuera de mi cuerpo y todo se pone en funcionamiento mas rápidamente. A veces es tan lindo que me quedaría todo el día en ese estado , solo sintiéndome viva y sintiendo la vida a mi alrededor.

A veces me bajan certezas, información, tengo claridad con respecto a ciertos temas, les pido a mis guías que me acompañen, en fin, el abanico es inmenso.

No importa como lo hagas, solo cuando sale el sol o cuando se pone, entrecerra los ojos, míralo, llénate de luz, despertate y viví tu experiencia.


Lo único importante es que empieces a conectar con vos, que te despiertes, eleves la frecuencia y que encuentres tu propio camino para poder hacer el viaje a vos mismo






Sungazing

según Hira Ratan Manek


El sungazing, también conocido como curación solar, observación solar, yoga solar, surya yoga o sun yoga, está de moda. Literalmente significa 'contemplar fijamente el sol' (sun = sol / gazing = mirar fijamente), y en la práctica no es más que la disciplina de mirar al sol directamente para, según sus defensores, recibir alimento, curación e iluminación espiritual.

Beneficios

La mente se llena de pensamientos positivos y se fortalece; aumenta el nivel de energía y disminuye el apetito; se obtiene salud y paz mental; activa la glándula pineal, reestablece los niveles normales de melatonina y la salud del sistema endocrino. Los desórdenes del sueño son sanados.

Todo esto se verá reflejado en el cuerpo físico, ya que con una mente en paz, el cuerpo sana y se cura a sí mismo, dejando ir alergias, desórdenes respiratorios y otro tipo de enfermedades.


¿Cómo se practica?

La raíz de todas las enfermedades es la debilidad física. Al debilitarse el cuerpo, deja de trabajar de manera óptima, con un sistema inmunológico débil. Recibiendo más luz solar, el cuerpo aumentará las defensas, mejorando su poder inmune y auto sanador. Todos hemos disfrutado amaneceres y tardeceres por largos periodos sin sufrir daños. De la misma forma, si practicamos sungazing seguro durante las horas recomendadas, vamos a obtener buena salud mental, física y espiritual.











Comentários


bottom of page